Carta al Negro Cepeda, ahora que ya no está


hola Negro me dijo tu hija que te podía acercar una carta pero creo que me confundí con las fechas y la carta seguro que llega tarde, aunque siempre es mejor tarde que nunca te quería contar que este año en que no nos vimos fue de verdad un año de mierda si alguna vez…

Mis libros


Miguel, editor, corrector de estilo e imprentero, me acaba de traer mis Crónicas Palestinas, el libro que escribí e imprimimos en tiempo récord: llegué del viaje a Palestina e Israel el dos de junio y en menos de tres meses ya están las crónicas transformadas en libro. Este es mi octavo libro y tiene, como…

Los ojos de mi padre


Crónica ficcionada del testimonio prestado en el Juicio Plan Cóndor sobre la desaparición de un militante comunista paraguayo en Buenos Aires, quien habia sido oficial de la Marina y había sublevado una cañonera

Coraje: Julio Viaggio, un abogado inolvidable


Para Iris Avellaneda madre coraje sin par Cómo se cuenta la historia de un militante de toda la vida que vivió más de ocho décadas? Un compañero que eligió ser abogado pero no para defender los corruptos o las bandas mafiosas sino a los humildes, los trabajadores que se organizan y luchan y a los…

Tres ferroviarios de Villa Constitución y la causa de Acindar.


  A María Graf que soportaba el horror con la dulzura más demoledora   La causa está caratulada “Alfredo Martínez de Hoz s/ allanamiento ilegal” y fue abierta por la denuncia de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y un grupo de notables sobrevivientes, protagonistas mejor dicho, del Villazo (16 de marzo del…

La captura…a 37 años de mi primer encuentro con la patota….


Me metieron en un Ford Falcon, en el baúl trasero, con las manos esposadas a la espalda y la cabeza entre las piernas. Era la madrugada del 12 de octubre de 1976. Habían tardado doscientos dos días, y sus noches, en encon­trarme. Había permanecido doscientos dos días, y sus noches, clan­destino; o semiclandestino. Había estado…

El agujerito…una historia real de la resistencia en Orletti


Cuando despertó, aturdido por la sirena del tren, todo era oscuro y sucio frente a sus ojos. El derecho no lo pudo abrir, pero con el izquierdo apenas si pudo divisar una ligera claridad que entraba por debajo de la capucha y activaba su pupila. Ver no veía, pero de a poco empezó a sentir…

El Ingeniero Blaquier y sus llamaditas telefónicas.


20 de julio de 1976 Nunca se supo bien si aquel día de 1969, un veinte de julio, los yankees llegaron a la Luna como todos creímos o fue una ficción como se dijo después.  Veinte de julio de 1969 vendria a ser unos dos meses casi redondos desde el Cordobazo, ese tajo que partió…

Un vaso de agua


  Mi vieja era hija de un ferroviario rosarino, inmigrante judío de la Rusia, y de otra rusita del lado de Odessa.   Nació en Rosario y fue una de las pocas de su familia que terminó el secundario. Trabajó unos años en Casa Gessel, especializada en artículos para bebé y como se estilaba en…

La cama voladora.


  Una historia de amor entre La Habana, Granada  y Buenos Aires. Lo conoció en Cuba y eso le hizo pensar que era un auténtico cubano, o lo que ella suponía que era un cubano; porque si la apurabas un poco para que te dijera cómo imaginaba su cubano ella te decía que sería como…

Un payasito de miga de pan escapó de la Esma.


  Para Mirta que se viste de  payasa  para no olvidar a Teresa   Esto es el único recuerdo que tengo de mi papá, me lo regaló cuando yo nací, ¿lo ves? decía, mientras abría una bolsita de terciopelo verde y sacaba la cabeza de un payaso de no más de siete u ocho centímetros…

La muñeca de trapo…un cuento rosarino sobre el 77


a  Paula porque va a llorar cuando lo lea Alicia se levantó temprano esa mañana de otoño; tan temprano que su madre se extrañó y como ya sabía lo que pasaba, se preocupó bastante. ¿No vas a ir otra vez con esos terroristas? preguntó de un modo que la respuesta se hizo innecesaria mientras corría…

Iris no danza sola


    Iris está danzando en la calle, frente al edificio de los Tribunales Federales de Comodoro Py donde acaban de pronunciar la primer sentencia contra el grupo de Tareas y algunos de los responsables de la Esma,  pero no danza sola. Danza con su amiga y compañera de luchas, Cristina, y con los que…