Un poema de Cesar Vallejo alertando sobre el peso sobre el mundo que traería la derrota de la República Española a manos del fascismo que bien puede recitarse hoy por Venezuela. Ni más ni menos.


Niños del mundo si cae España —digo, es un decir— si cae del cielo abajo su antebrazo que asen, en cabestro, dos lágrimas terrestes; niños, ¡qué edad la de las sienes cóncavas! ¡qué temprano en el sol lo que os decía! ¡qué pronto en vuestro pecho el ruido anciano! ¡qué viejo vuestro 2 en el…

Mujer que sonrie desde una foto


La mujer que más quiero me regaló una foto. En la foto su mirada sonríe y su pelo es más corto. Antes, en la madrugada permitió que mis dedos inventen el mapa de sus deseos en la piel. Con la foto me regaló un libro de alguien que convocó un poeta que decía algo así…

Cesar Acosta ha muerto


Cesar Acosta ha muerto Dirán que se suicidó en las vísperas Que no aguantó la culpa de haber ido en diciembre de 2001 a aquel supermercado donde mataron  a Graciela, su mamá Pero yo digo que a César Acosta lo asesinaron y que ocultó su muerte por quince largos años Llevaba la bala oculta bajo…

Un poema para Mohammed, un niño palestino de Hebron


La lección del niño palestino   Fue en Hebron el encuentro.   En una calle de piedras que bajaba a la mezquita Mohamed me dijo que trece años tenia y en inglés nos comunicamos.   Un argentino de apellido judío, que no habla hebreo Y un niño palestino, que sí habla ingles, con cincuenta años…

A los sesenta y tres…


A los sesenta y tres para Mariana, Javier y Ernesto A los sesenta y tres , escribí siete libros y tengo tres hijos pero no planté árbol alguno y mi Paco gato se comió a ultima albahaca que sembré en la ventana. A los sesenta y tres, dos veces me secuestraron y tres me gatillaron en la…

Cuando los niños juegan a ser Dios


Para Ema y Violeta mis amigas más pequeñas “Preguntaron a un proletario en el tribunal qué fórmula elegía para su juramento: la religiosa o la laica. «No tengo trabajo», contestó.” Bertol Brecht       Dicen que en un pueblo de montaña, pero verde que te quiero verde, montaña verde que se recuesta en un…

Primera profecía


“Me moriré en París con aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo. Me moriré en París -y no me corro- tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.” Cesar Vallejo Si me dan a elegir, elegiría morir contigo. En tu montaña, en aquella casa nueva con plantas y flores, que regabas en…

Segunda profecía


    Te encontraré en un punto de tu vida me dijo, porque el tiempo es circular y todo vuelve. Te espero, entonces, en aquella plaza del 73 cuando Salvador moría en La Moneda, y cientocincuenta mil jóvenes perocomunistasdelerp soñábamos con cruzar la cordillera. Pero, mejor, aunque nieve, te espero en el centro justo de…

Dos mujeres se miran de reojo


dos mujeres se miran de reojo   una es mexicana y tiene el porte de una diosa romana   la otra es argentina pero lleva en sus rasgos los rastros del Volga cuando moldea la orilla   casi cien años separan una foto de la otra   más de siete mil kilómetros un palacio del…

Tercera profecía


Tercera profecía Para Lady y Juli por aquellas charlas en Bogotá yo he conocido otras lluvias en otras vidas. he conocido lluvias solidarias cuando el mastín sangriento husmeaba nuestros pasos. he conocido lluvias jubilosas cuando saltabas en la ventana como un hada sin alas. pero esta lluvia que hoy cae trae el rumor de la…

Confesión nocturna


A la que quise y no pudo ser He soñado olvidarte, y no he podido. He buscado ignorarte, odiarte, borrarte, despreciarte, y no he podido… He pensado quitarte de mi vida, sacarte de mis fantasías, correrte de mi horizonte, (que ya no es largo pero sigue siendo rojo), y no he podido… Entonces, en esta madrugada,…

Un poema de regalo para mis 60


      A los sesenta  a José Schulman, militante de la vida, en su cumpleaños a los sesenta no plantó árboles que le impidan ver el bosque y adoptó un gato depredador de albahacas que recuerda a aquel poeta que murió con la pólvora como certera palabra a los sesenta necesariamente sobrevivió a secuestros simulacros…

Un poema para los huesos de Pedrito


A Marco y Rosa dignos sobrevivientes del naugragio     Dicen que debajo de esa bandera, dentro de ese pequeño cajón, están los huesos de Pedro.   Dicen que su hija menor, que creció sin conocer la  historia tomó la bandera de su padre y la puso sobre la caja de madera donde reposan los…

La señora prudencia…..


Tuve un infarto de miocardio cuando el gobierno argentino entregó seis campesinos paraguayos con el cuento del terrorismo Desde entonces el cardiólogo insiste en que tenga prudencia en el comer y los enojos Tuve un secretario político que me pedía prudencia en lo que decía y escribía para que nadie sepa que somos lo que…

Ese instante de la felicidad…


  Donde está la foto, en la escena o en el ojo? El ojo que mira la pareja ve la escena o ve la foto?. Hay una pareja en un banco, que se mira; ¿ven al auto saliendo del tunel?. Y la niña que flota en sus rodillas cuando mira sus padres, Lo ve a…

Ya hay quien habla por su boca muerta


A los diecisiete años, mi padre Mauricio cruzó el Atlántico en un barco de carga escapando de la hambruna europea   eran cuatro rusitos del mismo nombre para regocijo de los discriminadores criollos que siempre nos trataron como naides por judíos, rojos y pobres.   A los dieciocho yo hice el viaje al revés con…

Y si hubiera un cielo?


Digo, y si hubiera nomas un cielo un lugar donde están los que no están los treintamil y los que murieron peleando contra la impunidad en estos treintaypico de años, cuatrocientos y nosecuantos meses y un montonazo de días, horas y segundos de la puta impunidad Digo, ya se que es difícil pero si al final…

Quién le teme a Alicia López?


  Finalmente, en febrero de 2010 elevaron a Juicio Oral , el caso de la desaparición  de Alicia López con quien compartí encierro en La Cuarta en octubre/noviembre del 76. Durante el Juicio Oral contra Brusa, porté su foto al cuello, desatando la ira de los represores y sus abogados que pidieron su expulsión de…

Razones de un anillo


La primera razón es la sinrazón, porque sí, porque se me ocurre, porque los que se atreven a convocar la ternura y el deseo, adquieren el derecho de hacer regalos a quienes quieren, y un anillo, se me ocurrió un buen regalo. La segunda razón es un poco más compleja, porque no es una Alianza,…

La pared rasguñada


¿Querés saber lo que pensaba Walsh en esa mañana de Entre Ríos y San Juan, apresado por los chacales de la Marina?   ¿Acaso te conmueve lo que cruzaba por los ojos de Cafaratti cuando Menendez lo fusiló?   ¿Te  preocupan los niños sin sexo que la dictadura aniquiló antes del vuelo?   Mirá esta…