Tuve un infarto de miocardio

cuando el gobierno argentino

entregó seis campesinos paraguayos

con el cuento del terrorismo

Desde entonces

el cardiólogo insiste en que tenga prudencia

en el comer y los enojos

Tuve un secretario político

que me pedía prudencia

en lo que decía y escribía

para que nadie sepa

que somos lo que decimos ser

Tuve un encuentro con una

funcionaria venezolana que me

imploraba prudencia

mientras entregaban guerrilleros

a los torturadores colombianos

Tuve una  amante apasionada

que también rogaba prudencia

para que su marido no supiera

de las pasiones que le desbordaban

A los cincuenta y nueve años

declaro, ante uds.,

mis compañeros, amigos

y familiares

que no amaré mujeres

que lo hagan con prudencia

que no me quedaré

en organizaciones políticas

que hagan de la prudencia

su mayor virtud

que a los que veneran la prudencia

como paradigma del cambio

responderé que al Juez Brusa,

al Curro Ramos y a Facino

los vencimos con la locura

y a mi medico

le diré que no hay nada

más vital para mi que la lucha

y la pasión

y que lo que a otros mata,

a nosotros nos hace libres

y fuertes.

2 Replies to “La señora prudencia…..”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: