Hay que parar al Servicio Penitenciario Federal que “suicida” personas en Ezeisa y tortura en todas las cárceles….declaración de la Liga


logoliganac

Hablan de imputar los niños, reivindican la mano dura y el Servicio Penitenciario Federal “suicida” personas en Ezeiza como si todo estuviera permitido

 

¿Cuándo se implantó la Pena de Muerte en la Argentina?

 

Hace unos meses denunciamos la muerte de Florencia Cuellar como parte de una metodología de “control penitenciario” que aplica el Servicio Penitenciario Federal en las cárceles de Ezeiza. No logramos siquiera que nos reciba el ex Jefe del Servicio, Víctor Hortel, luego renunciante tras las “fugas” de los represores del Hospital Militar y del grupo de los trece del Penal.

Ante el regreso de Alejandro Marambio, alertamos sobre una verdadera “emergencia penitenciaria” y sobre los nefastos antecedentes de quien había convalidado las prácticas de torturas y asesinatos durante su anterior gestión, caracterizada además por la hostilidad manifiesta contra los organismos de derechos humanos y de control penitenciario en general.

En estas semanas, el clima se ha enrarecido vertiginosamente y de discutir los modos de evitar que la cárcel reproduzca la secuencia que lleva a las personas a delinquir se pasó a una repugnante catarata de discursos de victimización de la niñez y la adolescencia de las barriadas populares y pobres, la reivindicación lisa y llana de la mano dura y hasta de la justicia por mano propia.

Así como la sanción de la Ley Antiterrorista cambió el sentido que la sociedad asigna a las palabras terroristas (que dejó de referir a los genocidas que perpetraron el Terrorismo de Estado contra el pueblo para volver a estigmatizar a luchadores populares), tanto discurso de mano dura y victimización de los pobres no podía dejar de tener consecuencias en un Cuerpo Militarizado como el Servicio Penitenciario Federal donde la cultura represora, clasista, elitista, sexista y machista sigue predominando ampliamente.

Los dos nuevos “suicidios” de Mario Ortíz y Matías Cejas se parecen demasiado a las escenas armadas por la Dictadura para asesinar compañeros en las Cárceles como se pudo demostrar en el Juicio contra Olivera y De Marchi en San Juan por el caso de Alberto Carvajal que parece calcado al de Ortíz, Cejas y todos los demás asesinatos cometidos en estos meses. La madre de Mario Ortiz afirmó “Mario había declarado contra el Servicio por la muerte de ese muchacho. Y me decía que desde la fuga les venían pegando seguido”

Mientras algunos hablan de encerrar a los niños, otros implantan de hecho la pena de muerte ante la mirada pasiva de Marambio y del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que ni siquiera ha dicho una palabra de aliento para los familiares de las víctimas.

Es imperioso abrir un debate entre las fuerzas democráticas para parar esta oleada de abusos y crímenes, es imprescindible reformar profundamente el Servicio Penitenciario Federal; ya es hora que la Dictadura se vaya de las Cárceles Argentinas porque si dejamos que la tortura campee en las Cárceles y las Seccionales de Policía todo lo conseguido en materia de respeto a los derechos humanos, de Memoria Verdad y Justicia, de Juicio y Castigo a los Terroristas de Estado, está en peligro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s