La Comunión del Puño y la V peronista…..


José Schulman de la Liga por los Derechos del Hombre sostuvo la importancia de trabajar en conjunto con las distintas organizaciones y revalorizó la comunión del puño y la v peronista. 

“Tengo la sensación de que con nosotros están los que no están. Tengo la intuición, y no es religioso, de que hay un cielo de los compañeros en donde están ahora abriendo un agujerito en las nubes y mirando para acá y levantando el puño y haciendo la V, como dijo la compañera que habló al inaugurar el mural sobre las compañeras. El puño y la v porque es lo que corresponde”.

DSC09157

José Schulman, Iris Avellaneda y Carlos Puricelli. / Foto: Germán Rosso

“Soy santafecino. No estuve en Campo de Mayo, pero estuve en la Cuarta. Y puedo recordar cada minuto del 21, 22, 23 y 24 de marzo. La noche del 24 de marzo. La noche del 11 de octubre, cuando me secuestraron por primera vez. O la noche del 21 de noviembre cuando me secuestraron por segunda vez”.

“Conocí a las compañeras que asesinaron aquí. Pero cuando pienso en el puño y la V pienso en Alicia López, militante montonera, maestra rural, profesora de letras, durante 40 días convivimos en una celda. En octubre del ’76 murió, según el parte médico, por desgarro vaginal, por violación múltiple, en el patio de la comisaría Cuarta”.

“El puño y la V, los dos dedos en V de Perón Vuelve, no son solo un gesto, son el punto de llegada de 100 años de cultura revolucionaria en la Argentina”.

“Yo estuve en la marcha de las juventudes políticas, contra el golpe de estado en Chile, en 1973. Tengo perfectamente grabado en mi memoria que no había una sola columna de ninguna fuerza política que no gritara por el socialismo en la argentina. Es cierto que había muchos debates sobre qué era el socialismo, pero más cierto es que nadie pensaba en la solución de los problemas en los ’70 en los términos del capitalismo”.

El militante Patrón con la V peronista y Juan Quintana con el puño en alto, de la Asamblea de Tortuguitas. / Foto: Martín Merino

El militante Patrón con la V peronista y Juan Quintana con el puño en alto, de la Asamblea de Tortuguitas. / Foto: Martín Merino

“Nosotros derrotamos la impunidad. La misma que construyeron los grupos de tareas, las capuchas, los centros clandestinos, el “no existen los presos ni los desaparecidos”. Derrotamos la autoamnistía de las dictadura hacia sus finales, la claudicación de Raúl Alfonsín, la Semana Santa y las Leyes de Obediencia Debida. Derrotamos la obstinada negativa del Poder Judicial de avanzar en las causas. Hay 396 condenados en la Argentina. Se habla de genocidio en los fallos y las penas van subiendo en los pisos cada vez más”.

“Pero una cosa es la impunidad y otra cosa es la reparación. Nosotros nunca aceptamos la idea de venganza, pero tampoco aceptamos nunca la ley del ojo por ojo y diente por diente, porque como decía Fidel Castro, cuando lo juzgaron por el asalto al Moncada, “no hay nada que pueda pagar la sangre de los compañeros, solo la felicidad de los pueblos”. Como recuperó Tomás Borges, el comandante sandinista, cuando les dijo a los que lo torturaban: “Mi venganza será que tu hijo vaya a la escuela”. Nosotros que somos militantes, que nos escuchamos y por eso nos quedamos a escuchar a todos. Porque creo que hay que abandonar para siempre la cultura del sectarismo y del dogmatismo, de los que creen que saben todo, habla y se van. Porque esa manera de hacer política impidió que triunfáramos en los ’70″.

“Unidos y organizados se dice por ahí. Estoy de acuerdo, pero la unidad no se puede reclamar. Si los compañeros se van, me están dando la razón [los militantes de Tupac Amaru se estaban marchando, ya otras agrupaciones se habían ido]. La unidad compañero es escucharnos, es debatir, es discutir”.

“La reparación es lograr que se termine con la impunidad para los delitos que hubo en la Argentina. Y los delitos que hubo en la Argentina no fueron una colección de delitos individuales, fueron un genocidio. En Argentina se eliminó a 30 mil compañeros para cambiar una sociedad en su conjunto”.

“Para nosotros la reparación es recuperar uno por uno, todo lo que nos robaron, todo lo que nos sacaron, todo lo que nos saquearon. Por eso estamos de acuerdo con la idea de unirnos para luchar por la segunda y definitiva independencia”.

Schulman recordó la figura del presidente Hugo Chávez: “Lucharemos para que los sueños de nuestros compañeros se hagan realidad, el sueño de la patria grande unida, patria libre de toda dominación extranjera, donde valga la pena vivir, donde la vida sea felicidad cotidiana, porque todos los derechos serán para todos. Y la vida será como lo soñaron los que están dispersos, rotos, sus pedacitos, como decía Juan Gelman, se preguntaba cuándo uniremos los pedacitos dispersos de los compañeros…”.

 
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ruben sala dice:

    buenisimo jose, abrazo cumpa

  2. manuel quintas dice:

    esto es estar a la altura de los acontecimientos se es gigante cuando en el ida y vuelta no hay mesquinos intereses sectoriales jose educador de la vida abrazo fraternales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s