El descenso de la burguesía porteña al Infierno tan deseado: el basurero digital de Rodríguez Larreta y la ceremonia pública de las ejecuciones de la Inquisición


Lejos de ser un descuido o un error no forzado, la habilitación de basureros digitales con acceso restringido a los poseedores de tarjetas magnéticas personalizadas, es parte de la construcción de un Infierno deshumanizante pero deseado por la burguesía porteña, y los sectores sociales que sueñan con ascender a ese cielo/infierno/paraíso, al que solo se accede con tarjetas magnéticas.

Cuando la Inquisición aceleró su marcha, especialmente luego de la “Reconquista” de Granada por parte de los reyes de Castilla y Aragón, todo el proceso de acusación, investigación, interrogatorio con torturas y sentencia era privado, pero la ejecución de la pena era pública.  Se pueden ver cientos de dibujos, pinturas, algunas grandes obras de arte incluso, en que los que van a ser quemados en la hoguera (u otros suplicios) caminan con un gorro en punta en la cabeza entre una muchedumbre excitada que los insulta y agravia.  Luego el silencio para que aún los más inhibidos o piadosos contemplen pasivos y sin intervenir, la ejecución de la pena.  Muchos años después, la ceremonia se repitió entre nosotros con el accionar de la Triple A: bombas, asesinatos a la luz del día, escandalosas mutilaciones de penes, pechos, manos, etc. no solo para aterrorizar, también para comprometer con el silencio y la pasividad a un sector de la sociedad que lentamente se va tornando cómplice.

Cómo los felices poseedores de las tarjetas magnéticas de la calle Corrientes que podrán abrir la Caja de la Fortuna (o sea el basurero digital) vedado para los pobres de toda pobreza que lamentan con hondo pesar no poder acceder a la basura de esos porteños del centro.

Cuando proclamamos la lucha por un mundo sin torturas hemos dicho que también nos preocupa el mundo de los torturadores porque también ellos, en primer lugar ellos, pierden la humanidad que los transforma en entes de consumo y placer; ahora exigimos que saquen esta mierda con candado de la calle Corrientes en defensa del derecho al cirujeo de los más pobres y porque no queremos que los vecinos y las vecinas se hundan en la charca de la miseria humana de los que usan la tarjeta magnética para tirar la basura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s