La captura…a cuarenta y dos años de mi primer desaparicion….


Me metieron en un Ford Falcon, en el baúl trasero, con las manos esposadas a la espalda y la cabeza entre las piernas. Era la madrugada del 12 de octubre de 1976. Habían tardado doscientos dos días, y sus noches, en encon­trarme. Había permanecido doscientos dos días, y sus noches, clan­destino; o semiclandestino. Había estado […]