Aquel 17 de octubre de 1977 en un centro clándestino santafesino.


Mi papá se fue a vivir a Santa Fe en 1944. Después de aquel primer trabajo en los frigoríficos de Berisso, tuvo que andar un tiempo en la Patagonia para escapar de la policía que lo buscaba por un “carnero”, al que “alguien” le había roto la cabeza, con una llave inglesa, durante la huelga […]