El año que luchamos sin contar con el Toto Zimerman


En un poema sobre el Che decía Silvio Rodriguez que nuestro primer deber sería impedir que lo pongan en un lugar sagrado, es decir, inmaculado, eterero, sin contradicciones ni pasión, sin errores ni temores. Es decir lejos de la enorme humanidad que caracterizaba al Toto. Qué decir entonces en este primer aniversario de su ausencia…